Diálogo sobre transparencia y corrupción. Medidas de regeneración democrática

16/04/2015

El jueves 16 de abril, intervinieron en un Diálogo sobre transparencia y corrupción, en el aula Magna de la Facultad de Derecho de Zaragoza, D. Ángel Dolado, Juez Decano de Zaragoza, D. Alfonso Peña, vicepresidente de la Cámara de Cuentas de Aragón y el prof. Dr. D. José M. Gimeno, catedrático de Derecho Administrativo.

Alfonso Peña, vicepresidente de la Cámara de Cuentas de Aragón, destacó  el importante papel de este órgano, los medios con los que cuenta dicha Cámara, sus funciones, y la polémica que suscita el deber de transparencia en el ámbito de la fiscalización. Advirtió que los informes además de dar una opinión sobre la imagen fiel de la situación, han de mostrar las irregularidades encontradas, calificarlas y en caso de suponer supuestos de infracción administrativa, distinguir entre contable o penal si fuese posible.

El Juez Decano Ángel Dolado,  fue especialmente critico con los casos de corrupción y destacó que  “Para que triunfe el mal, solo hace falta que los buenos no hagan nada” y “Actualmente, la justicia esta colonizada en los altos cargos de alta Dirección”.

Por último, el Profesor Gimeno, expuso la idea de que la transparencia siempre será un elemento de mejora, mientras esté ligada a una buena Administración, lo cual permitiría garantizar la confianza de la ciudadanía en la Administración Pública. A su vez, resulta interesante la citada “ecuación de la corrupción”, la cual consiste en una fórmula donde la  corrupción es igual a monopolio en la toma de decisiones, mas dosis alta de discrecionalidad y de difícil control, menos el factor de la transparencia (rendición de cuentas), con lo cual si nos acercamos a cero habría poca corrupción y viceversa.

Como conclusión de las intervenciones y debate se puede indicar que el desarrollo de la transparencia en la gestión pública debe  incidir en el origen de los problemas, tomar acciones para resolverlos, evaluar permanentemente el proceso de actuación y partir de hechos fundamentales tales como los históricos, políticos, teóricos y metodológicos de la auditoria social, entendiéndola como parte consiguiente de la participación activa en el ejercicio de su ciudadanía.