Universidad de Zaragoza

El profesor Robert Alexy investido doctor honoris causa por la Universidad de Zaragoza

27/10/2016

Robert Alexy ha sido investido hoy doctor honoris causa por la Universidad de Zaragoza en un acto presidido por el rector, José Antonio Mayoral, que ha tenido lugar a las 12 horas en la Sala Paraninfo. Robert Alexy es catedrático emérito de Derecho Público y de Filosofía del Derecho de la Universidad Christian-Albrechts de Kiel y ha impartido la conferencia "La dimensión real e ideal del Derecho". 

María Elósegui, catedrática de Filosofía del Derecho de la Facultad de Derecho y Javier López, profesor titular de Derecho Procesal, acreditado como catedrático, de la Facultad de Derecho de la Universidad de Zaragoza, han sido sus padrinos.
 
Robert Alexy es un referente mundial en la resolución de conflictos entre derechos fundamentales, como la libertad de expresión o el derecho de la fama Las teorías de este catedrático de Derecho Público y de Filosofía del Derecho se emplean hoy en muchos tribunales constitucionales y ofrece un método a los jueces donde aplicar las técnicas de ponderación y el principio de proporcionalidad para ver cómo combinar ambos derechos en la práctica, o si uno debe ceder en favor del otro.
 
La principal aportación de Robert Alexy al derecho se centra en ofrecer un método a los jueces con el fin de mejorar en la práctica la justicia y la igualdad. Especialmente cuando se plantea que los derechos fundamentales, por ejemplo la libertad de expresión y el derecho a la fama, pueden colisionar.
 
Para resolver estos conflictos de derechos, él ha propuesto las técnicas de ponderación y el principio de proporcionalidad para ver cómo combinar ambos derechos en la práctica, o si uno debe ceder en favor del otro. Las teorías del profesor Alexy se emplean hoy en muchos tribunales constitucionales, por influencia directa suya o indirecta siguiendo la práctica de la tradición constitucional alemana, que ha servido en buena medida de modelo para la elaboración de la vigente Constitución española.
 
Algunos ejemplos de sentencias afectadas por conflictos entre el derecho a la intimidad o el honor son la referente allocutor de radio José María García, sobre quien pesaban denuncias por personas que se sentían insultadas por sus afirmaciones hechas desde la radio. El Tribunal Constitucional consideró que la condena del periodista era conforme a la Constitución, ya que la libertad de expresión no ampara el derecho al insulto, ni existe derecho a injuriar y/o calumniar.
 
En otras latitudes como Perú es habitual utilizar las teorías del profesor Alexy por parte de los Tribunales Constitucionales para resolver casos concretos, como en el caso de una cadena de supermercados peruanos que no permitían que personas con discapacidad visual pudieran acceder a sus instalaciones con perro guía. En su lugar, se les ofrecía ser acompañados por un empleado del supermercado. El tribunal considera que el motivo de la higiene en los locales no es proporcional para mermar y reducir la autonomía de las personas invidentes al no dejarles acceder con el perro guía en el local.
 
En Alemania también hay muchísimas sentencias del Tribunal Constitucional Federal en las que se aplica este mismo principio de proporcionalidad. Un tema controvertido ha sido la prohibición del uso del velo a la profesora Fereshta Ludin en Stuttgar. Dicha profesora de nacionalidad alemana y origen afgano interpuso un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional. Este falló a favor de ella y de su derecho a la libertad de religión, ya que esto no había causado ningún problema contra la paz social del centro escolar, ni los alumnos, ni los padres se sentían molestos por ello.
 
En España, hemos tenido también jurisprudencia relacionada con los uniformes de trabajo, en la que se estudiaba la colisión entre la imagen corporativa de la empresa y la posible discriminación de las mujeres empleadas obligándoles a usar falda. Ha sido famoso el caso de las azafatas del Ave, que llegó hasta el TC, aunque no se dictó sentencia porque hubo un acuerdo previo entre los sindicatos y la empresa, que acordó que las empleadas podían elegir libremente entre pantalón o falda.
 
Robert Alexy ha colaborado en diversas ocasiones con la Universidad de Zaragoza en el programa de Doctorado de Derechos Humanos y Libertades Fundamentales. 
 
Ceremonial
El acto ha comenzado con la reunión del claustro togado y autoridades a las 12:00 horas, momento en el que se ha formado la comitiva académica. Esta, precedida de los maceros, se ha dirigido al Paraninfo mientras el coro interpretaba obras de su repertorio. Una vez en sus estrados, han permanecido en pie con la cabeza descubierta mientras el coro interpretaba el "Veni, Creator Spiritus".
 
A continuación el secretario general de la Universidad de Zaragoza ha leído el acuerdo del Consejo de Gobierno en el que se nombra doctor honoris causa a Robert Alexy. Tras esta lectura los padrinos, precedidos por los maceros, han ido a buscar al candidato, que esperaba en el exterior de la sala. Tras la presentación ante el rector y pronunciado el elogio por el padrino se ha procedido a la investidura del nuevo doctor honoris causa, quien ha recibido el birrete de manos del padrino principal y ha pasado a jurar su cargo.
 
Por último, el rector ha impuesto la medalla y entregado el título de doctor honoris causa a Robert Alexy quien, precedido de los maceros, se ha dirigido a la cátedra para pronunciar su discurso. A continuación ha tomado la palabra el rector y, finalizado su discurso, se ha entonado el "Gaudeamus Igitur", himno universitario.